¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.com.mx! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

PERSPECTIVAS: ¿Las mega empresas ofrecen mega oportunidades?

Ad van Tiggelen, Senior Investment Specialist en ING Asset Management, apuesta por la seguridad, diversificación y dividendos que proporcionan las grandes compañías

External Writer 14/08/2012
Las mega empresas son más grandes que la mayoría de los países. Bastantes empresas del sector farmacéutico, alimentario y tecnológicas llegan a tener unos ingresos anuales de más de 50.000 millones de dólares, superando los niveles del PIB de más de 2/3 de los países del mundo. Excepcionalmente, estas mega empresas han obtenido mejores resultados que los mercados de valores en los últimos 12 meses. Un fenómeno raro, ya que el precio de sus acciones normalmente se ha quedado rezagado desde finales de los años noventa. ¿Es este el comienzo de una nueva tendencia?

Entre el 2000 y 2011, las “megastocks” eran normalmente vistas como perdedoras. Estos gigantes que se mueven lentamente fueron - y siguen siendo - uno de los favoritos de las posiciones cortas de los gestores de hedge funds, que preferían invertir en empresas más pequeñas. El rendimiento del capital de estas últimas tiende a beneficiarse más del crecimiento económico mundial o, desde el 2008, de las inyecciones masivas de liquidez de los bancos centrales. Sin embargo, durante el 2012, sin apenas crecimiento ni importantes inyecciones de los bancos centrales, los inversores parecen haberse agarrado una vez más, a la relativa seguridad y diversificación inherente regional de los “megastocks”.

En un mundo donde el crecimiento está en declive y la incertidumbre en aumento, esto tiene mucho sentido. No es de extrañar que los inversores estén dispuestos a pagar una prima de valoración por valores de bajo riesgo como los “megastocks”, en momentos en que los inversores de renta fija están incluso dispuestos a aceptar los rendimientos negativos en los bonos refugio. Las grandes multinacionales suelen pagar dividendos relativamente altos para saciar a los accionistas con hambre, al mismo tiempo que buscan financiación en el mercado de bonos corporativos a tasas inferiores al 1% en bonos del Tesoro de países como EE.UU., Reino Unido y Alemania. Esta combinación de factores probablemente ha contribuido de manera significativa al interés renovado en los mastodontes de renta variable.

Sin embargo, “una golondrina no hace el verano”, y uno puede preguntarse si los recientes buenos resultados de los “megastocks” son sólo una casualidad. Creemos que no. Por supuesto, la prensa en EE.UU. y Europa puede provocar que fluya más dinero a la economía financiera y puede proporcionar otro impulso temporal al apetito por el riesgo. Sin embargo, el efecto marginal de estas acciones probablemente disminuirá, ya que la expansión interminable de balances de los bancos centrales siempre corre el riesgo de desencadenar temores de inflación. Este es especialmente el caso de la zona euro, donde estas acciones tienen lugar sobre todo para contrarrestar la persistente falta de capacidad competitiva en la parte sur de esta región.

Sabiendo esto, es probable que los inversores mantengan su preferencia por mega empresas por un período más largo. Después de todo, estas empresas no sólo ofrecen diversificación regional (país + moneda) y sólidos balances, sino que también ofrecen a sus accionistas un elevado y cada vez mayor dividendo. En un mundo donde las inyecciones de liquidez son vistas como el instrumento más adecuado para estimular el crecimiento, los dividendos reales de empresas del tamaño de países ofrecen una alternativa atractiva a los rendimientos nominales ultra bajos de los gobiernos que emiten dinero. Así, en los mercados de valores, los grandes pueden permanecer hermosos durante algún tiempo.

Sobre el Autor

External Writer  .