Bonos a largo y oro para diversificar

¿Deberían los inversores en acciones considerar la posibilidad de tener menos de lo primero y más de lo segundo?

John Rekenthaler 29/04/2020

En una columna anterior decía que, a los precios actuales, los bonos del Tesoro a largo plazo se compran para ser vendidos. Su rendimiento es demasiado escaso para justificar una inversión a 30 años. En cambio, la gente posee bonos de largo plazo porque tienen la obligación (como los bancos centrales extranjeros), como una herramienta táctica (como los gestores profesionales que extienden la duración de sus carteras), o con la idea implícita de venderlos más tarde.

Un lector no estuvo de acuerdo. Escribía: "Los bonos del tesoro a largo plazo pueden servir como un excelente diversificador en una cartera de valores. Los rendimientos absolutos y ajustados al riesgo se mejoran añadiendo una asignación de bonos del Tesoro a largo plazo. Los resultados son convincentes". Visto de forma aislada, los bonos de largo plazo no son atractivos. Sin embargo, se ven decididamente más atractivos cuando complementan una posición de acciones.

Ciertamente ha sido así, ya que desde hace mucho tiempo los bonos del Tesoro han ofrecido diversificación a las carteras de acciones. El lector sugería que una posición del 10% al 20% proporcionaría una cobertura útil. Para esta columna, probé una estrategia más audaz: intercambiar los bonos del Tesoro a largo plazo por la totalidad de la parte de renta fija de una cartera tradicional de fondos equilibrados compuesta por 60% de acciones y 40% de bonos. Los resultados fueron realmente sobresalientes.

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis

Sobre el Autor

John Rekenthaler  is vice president of research for Morningstar.

© Copyright 2020 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies