Diversidad de bonos de mercados emergentes

En la actualidad, hay numerosos tipos de bonos de mercados emergentes para todo tipo de inversor. 

Morningstar.com 13/07/2012
Con más de $9 billones de activos en fondos cotizados, los ETFs de bonos de mercados emergentes se han vuelto bastante populares en los últimos años. Buscando aprovechar este aumento de demanda, muchos proveedores de ETFs han lanzado nuevos productos en los últimos años. La categoría de bonos emergentes ha crecido en diferentes estrategias que ofrecen diferentes exposiciones y riesgos únicos. A continuación destacaremos cada grupo y discutiremos las diferencias clave.
 La deuda gubernamental de países emergentes denominada en dólares es el tipo de deuda emergente más antigua. Cuando los mercados emergentes comenzaron a emitir deuda en 1990, la única forma de conseguir el interés de inversores era haciéndolo en dólares estadounidenses. A lo largo de los años y a medida que los inversores se han ido sintiendo más cómodos con la deuda emergente, los emisores han aumentado el vencimiento medio de estas emisiones a 10-20 años. La bajada general de tipos permitió que estos bonos tuvieran un buen rendimiento, pero si los tipos suben sustancialmente la larga duración de estos bonos probablemente causaría alta volatilidad y rentabilidades negativas.

Deuda soberana en dólares
 

Los dos ETFs de este grupo, iShares JPMorgan USD Emerging Markets Bond (EMB) y PowerShares Emerging Markets Sovereign Debt (PCY), son dos de los ETFs de bonos emergentes mayores y más antiguos. Estos dos ETFs poseen el 71% de todos los activos de la categoría mercados emergentes.
 
Deuda soberana en moneda local

Los bonos gubernamentales de los países emergentes denominados en moneda local aparecieron a principios de 2000. A medida que estos países crecían, estos comenzaron a emitir bonos en su propia moneda, y así no estaban expuestos a la volatilidad de los mercados de divisas. Puesto que los inversores de este tipo de bonos están aceptando la volatilidad de la moneda local, el vencimiento medio de estas emisiones es menor (5-10 años). La bajada de tipos de interés ayudó a contrarrestar el riesgo del tipo de cambio. Los países que emiten este tipo de bonos suelen tener ratings crediticios mayores a la media. Por ejemplo, el ETF mayor en esta categoría es WisdomTree Emerging Markets Local Debt (ELD), que tiene más del 83% de los activos invertidos en países en grado de inversión. Esto es sustancialmente mayor que el 53% de EMB. El corto plazo de vencimiento y la calidad crediticia hace que este tipo de bonos sea interesante para inversores que buscan rentabilidades superiores a la media con riesgos inferiores a la media. Sin embargo, hay que ser cuidadosos, puesto que si el dólar subiese dramáticamente por un pánico financiero, los bonos en moneda local sufrirían rentabilidades negativas y una altísima volatilidad. Un inversor paciente a largo plazo ignoraría este tipo de fluctuaciones de moneda siempre que estos movimientos estén causados por un factor externo como la crisis de deuda europea. Con el tiempo, las monedas tienden a volver a su tendencia a largo plazo por lo que estas pérdidas serían simplemente temporales.

 Deuda corporativa en dólares


La deuda corporativa de mercados emergentes se denomina predominantemente en dólares. El mercado para moneda local es muy pequeño y poco líquido por lo que todos estos ETFs invierten únicamente en dólares estadounidenses. El ETF mayor de este grupo, WisdomTree Emerging Markets Corporate Bond ETF (EMCB), tiene un 76% de los activos en compañías que poseen un rating de grado de inversión, por lo que la calidad de la deuda es alta. La emisión está principalmente realizada por grandes multinacionales como Petrobras y Vale. Los bonos están emitidos típicamente a 5-10 años. Si excluyes los ETFs de alto rendimiento, las rentabilidades de este grupo no difieren mucho de los ETFs de deuda soberana en dólares. Los bonos corporativos podrían ser una buena opción para inversores que buscan una buena rentabilidad, bajo riesgo de tipo de interés y exposición al dólar.
Los ETFs de alta rentabilidad son para inversores que están dispuestos a aceptar una volatilidad mucho mayor.  Market Vectors Emerging Markets High Yield Bond ETF (HYEM) se centra exclusivamente en bonos corporativos, y iShares Emerging Markets High Yield Bond (EMHY) combina deuda tanto corporativa como soberana.  
 
Bonos chinos Dim Sum


Los bonos dim sum son bonos chinos denominados en yuanes que se comercializan en Hong Kong. Estos instrumentos de deuda están emitidos por instituciones y gobiernos chinos y no chinos y pueden ser comprados por inversores que no sean chinos. Los bonos dim sum fueron introducidos recientemente como parte del esfuerzo del gobierno chino en internacionalizar su moneda. En este momento, el mercado es muy pequeño, con un total de $30 billones en circulación. La demanda es muy alta, y por tanto los rendimientos son relativamente bajos.
Los bonos dim sum están denominados en yuanes offshore (CNH) y no onshore (CNY). Como estas dos monedas comercian en mercados diferentes, no están sujetos a la misma oferta y demanda. Este es un mercado muy especializado y posiblemente no es apropiado por ahora para el inversor medio.

Sobre el Autor

Morningstar.com  Morningstar.com offers coverage of more than 1,700 stocks, 1,700 mutual funds, and 300 ETFs, plus market news, economic analysis, portfolio-planning insights, and investment commentary.