Después de todo, nadie lava un coche de alquiler

La importancia de que el gestor invierta en su propio fondo.

Álvaro Liniers 27/04/2015

“¿Invierte personalmente en el fondo?” tras varios años reuniéndonos con gestores de fondos para llevar a cabo nuestros análisis, esta es una de las preguntas que siempre hacemos a los gestores y miembros del equipo responsables del fondo analizado. Las respuestas son variadas, si bien ya se pueden imaginar la que nos gusta oír.

En Morningstar pensamos que una de las mejores maneras que tienen los gestores de los fondos para alinearse con los partícipes es invertir en los fondos que gestionan. No tenemos por qué dudar de la profesionalidad de los gestores, si bien creemos que es de sentido común que si un gestor está invertido en su fondo la probabilidad de que, por ejemplo, asuma riesgos que ellos mismos no tomarían con su propio patrimonio es menor. Asimismo, la motivación e implicación será inevitablemente mayor.

Por otro lado, en no pocas ocasiones nos encontramos con gestores de fondos que abiertamente reconocen no invertir en el fondo que gestionan debido a sus altos costes; si ellos no invierten y son los que mejor conocen el producto... ¿por qué han de hacerlo los inversores? Al igual que uno de los criterios de inversión de muchos gestores de carteras de fondos a la hora de seleccionar una compañía es que el equipo directivo al frente de la misma esté alineado con los inversores y tenga un buen historial de gestión a la hora de favorecer a los accionistas, creemos que es un factor positivo que los gestores inviertan en sus fondos: ¿ustedes comerían en un restaurante en el que el chef se va al restaurante competidor de enfrente a comer?

Los inversores de renta variable normalmente gozan de una información mayor que la que está disponible para los inversores en fondos de inversión (o planes de pensiones). En Morningstar llevamos años pidiendo que España siga los pasos de la industria norteamericana, donde las firmas gestoras están obligadas legalmente a publicar las inversiones de cada gestor en cada uno de los fondo/s que lideran. En los últimos años hemos visto ligeras mejoras en nuestra industria; desde firmas gestoras que en el pasado no permitían invertir a sus gestores en sus fondos por motivos de “compliance” y ahora sí lo hacen, hasta otras que otorgan parte de la compensación variable de sus gestores en participaciones de su propio fondo.

Por último, nuestro colega Russ Kinnel, muchos años analista de fondos en Chicago y ahora Director de Análisis de Fondos de Morningstar en EEUU hizo un estudio sobre la correlación entre las inversiones personales de los gestores en sus fondos, y los resultados subsiguientes de estos; simplificando, el resultado es que en aquellos fondos del mercado norteamericano donde sus gestores están invertidos el ratio de éxito a la hora de batir a sus competidores es mayor, y además el número de años que permanece de media el gestor al frente del producto es también mayor, indicando mayor estabilidad en el equipo. En el mismo estudio Kinnel revelaba que para la inmensa mayoría de tipos de activo más del 50% de los gestores reportaban no tener ninguna inversión en su propio fondo, llegando casi al 80% en algunos casos. En España, casi todos los fondos cubiertos con Analyst Rating Positivo cuentan con gestores/equipos que invierten no sólo en sus fondos, sino también en los de sus colegas; inevitablemente esto genera confianza.

Como dijo hace muchos años uno de los primeros analistas de Morningstar, Don Phillips, "after all no one washes a rental car"; es decir, al final, nadie lava un coche de alquiler.

Sobre el Autor

Álvaro Liniers

Álvaro Liniers  es Analista de Fondos para Morningstar Spain.